ELALTO

La historia de los pueblos se escribe, los hombres pasan, pero existen relatos, evidencias que siempre dejan plasmadas las costumbres, idiosincrasia popular que los caracteriza, siempre estos hechos son motivo de tertulias y que, d铆gase de paso, nos llena de nostalgia de aquellos a帽os hermosos que nunca volver谩n, a帽oranzas recuerdos. Es as铆 como vamos a empezar nuestro relato, de este important铆simo centro petrolero: El Alto

Con bastante propiedad podemos decir, que el nacimiento o fundaci贸n de El  Alto data de los a帽os 1920, visiblemente luego del otorgamiento en concesi贸n del gobierno peruano a la Empresa inglesa denominada 鈥淧etrolera Lobitos Limited鈥, la misma que inici贸 sus operaciones de exploraci贸n y perforaci贸n en los ricos yacimientos de Rest铆n y Pe帽a Negra. All铆 afinc贸 a sus primeros trabajadores; familias venidas de Catacaos, Piura, Sechura, Morrop贸n, Tumbes. Al principio fue reducido el n煤mero de familias; 茅stas, de acuerdo a la pol铆tica de la Empresa, se ubicaban para vivir en lugares cercanos donde se perforaba un pozo. Cabo Blanco a su vez tuvo tambi茅n su nacimiento, empez谩ndose  a poblar a fines del a帽o 1920. Entonces la Compa帽铆a Petrolera Lobitos construy贸 los llamados 鈥渃anchones鈥 de madera para residencia y se empez贸 a operar de acuerdo a las t茅cnicas de aquellos a帽os, el embarque y desembarque del crudo que se obten铆a de Rest铆n y Pe帽a Negra.

Ge贸logos ingleses detectaron y comprobaron la existencia de un potencial yacimiento petrol铆fero, lo que origin贸 ampliar las operaciones, decidiendo establecerse en el lugar que se denomin贸 鈥淓l Alto鈥, por la naturaleza de su ubicaci贸n. Aqu铆 vinieron familias petroleras de Rest铆n, Pe帽a Negra y Cabo Blanco. Se construy贸 uno, dos canchones de los llamados 鈥淥cho Gigantes鈥, luego vino la calle Radio, Tres Pilas, Jir贸n Arequipa, Jir贸n Libertad, Castro Pozo, Barrio S谩nchez Cerro (caracterizado por residir en su mayor铆a vendedoras de chicha, licores, comidas), Leticia, San Mart铆n, Calle Lobitos, Barrio El Volante (residencia de los choferes de la Empresa).

Eran aquellos a帽os felices, (1922, 1923, 1924 y 1925), cuando a estos lugares llegaba mucha gente de los Caser铆os de Tumbes, Sechura, Vice, Catacaos, Chulucanas, Tambogrande, Cerro Mocho, Tamarindo, etc. Largas colas en procura de lograr trabajo, lo consegu铆an, porque la Compa帽铆a Petrolera Lobitos requer铆a mano de obra.

Fue un notable despegue de producci贸n petrolera en aquella 茅poca, se aplic贸 el sistema de uso de ac茅milas para transportar el crudo durante las operaciones e inclusive los asnos tuvieron un enorme corral贸n, donde descansaban, el mismo que estuvo ubicado donde se halla el Sindicato de Trabajadores. Hablando de los a帽os 1922 a 1930, El Alto ya se compon铆a de unas trescientas familias. Y corrieron los a帽os siguientes, m谩s esperanzas de trabajo y aumentaba la poblaci贸n.

Conoce como prevenir el Coronavirus https://www.gob.pe/coronavirus
Toggle Bar

Nuestra Municipalidad te da las Gracias por Visitarnos