28685789 1653828778026137 2239688405342486528 n

Día Internacional de la Mujer

El Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo, es una fecha que celebran los grupos femeninos en todo el mundo. Esa fecha se conmemora también en las Naciones Unidas y es fiesta nacional en muchos países.

El primer Día Internacional de la Mujer fue organizado en los Estados Unidos el último día de febrero de 1908. Ese día las organizaciones de mujeres socialistas llamaron a desarrollar enormes manifestaciones públicas para luchar por el derecho de la mujer al voto y por sus derechos políticos y económicos.

En 1909, en fecha similar, 2,000 personas asistieron a una demostración para celebrar el Día de la Mujer en Manhattan, Nueva York. En 1910, las feministas y las socialistas de todo el país se unieron a la celebración de este día de movilización popular.

La Segunda Conferencia de Mujeres Socialistas que tuvo lugar en Copenhague, Dinamarca, el 27 de agosto de 1910 estableció el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer. A esta conferencia asistieron más de 100 delegadas de 17 países representando sindicatos, partidos socialistas y organizaciones de trabajadoras.

Las representantes de los Estados Unidos llevaban como objetivo proponer el establecimiento de un día internacional de la mujer. Al final, la propuesta fue presentada por Clara Zetkin y Kathy Duncker (miembros del Partido Socialista Alemán).

La propuesta señalaba: "En unión organizaciones de clase, partidos políticos y sindicatos proletarios en cada país, las mujeres socialistas del mundo celebrarán cada año un Día de la Mujer. Su objetivo principal será obtener el derecho a voto de la mujer. Esta demanda debe ser levantada dentro del contexto global de los asuntos concernientes a las mujeres de acuerdo a los principios socialistas. El Día de la Mujer debe tener un carácter internacional y deber ser preparado cuidadosamente."

En la actualidad, las mujeres continúan luchando por igualdad de derechos en muchas partes del mundo, donde peligra su integridad física, por costumbres sociales patriarcales arraigadas ─muchas de ellas relacionadas con la religión─, limitado acceso a la educación y a los métodos anticonceptivos, mutilaciones en sus cuerpos con prácticas como la ablación; también en países en vías de desarrollo y aún en países de primer mundo, aún se libran obstáculos para su desarrollo y real igualdad respecto al hombre, problemáticas como violencia familiar, desigualdad de oportunidades laborales, explotación doméstica normalizada que son una traba para su desarrollo laboral y mensajes comunicacionales de tipo sexista que muestran a la perspectiva masculina como la aceptada y universal y colaboran en arraigar ideas machistas en la sociedad.